En el horizonte

Tanta gente se convierte en canciones, en poesía, pero nunca lo sabrán.

 

Y nuestro mundo se va llenando de fantasmas,

De palabras que no decimos,

De caminos no tomados,

De recuerdos que se van expandiendo en el horizonte,

Hasta el olvido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.